Menú

Estados Unidos acordó suspender por 90 días la aplicación de nuevos aranceles a las importaciones de China, al cabo de una esperada reunión entre los presidentes Donald Trump y Xi Jinping, en busca de aliviar su "guerra comercial".

Explicó en un comunicado que la amenaza de elevar los aranceles de 10 a 25 por ciento a importaciones chinas por valor de 200 mil millones de dólares, y que entraba en vigor el 1 de enero, quedó en suspenso por un periodo de 90 días.

"Si al cabo de ese lapso las partes no logran un acuerdo, los aranceles que se ubican en 10 pasarán a 25 por ciento", indicó la Casa Blanca.

"Fue un fantástico y productivo encuentro, con posibilidades ilimitadas para Estados Unidos y China. Ha sido para mí un honor trabajar con el presidente Xi", reaccionó Trump según el comunicado.

Los mandatarios, que tuvieron una cena al término de la cumbre del G-20 en Buenos Aires, estuvieron de acuerdo en comenzar negociaciones de inmediato para conseguir "cambios estructurales" en lo que atañe a la transferencia forzada de tecnología, propiedad intelectual, barreras no arancelarias, intrusiones cibernéticas y ciberpiratería, servicios y agricultura.

El ministro de Exteriores chino, Wang Yi, consideró el acuerdo como "provechoso, no solo para el desarrollo y el bienestar de los dos países, sino también para el crecimiento sostenido de la economía mundial".

Estados Unidos y China se enfrascaron este año en una "guerra comercial", con el establecimiento recíproco de aranceles a sus productos, en una escalada que preocupa a los líderes de las principales economías mundiales..

Fuente: La Jornada

En la opinión de:

A.A. Felipe M. González Jaimes
Presidente de CLAA.

China se comprometió a colaborar para corregir el desequilibrio comercial entre los dos países y comenzará de inmediato a adquirir productos agrícolas estadunidenses.

Subir ⇑