Menú

China acaba de eximir de aranceles de importación a más de una docena de productos estadounidenses. Es la primera vez que Beijing ha emitido de tales exenciones desde que comenzó la guerra comercial entre Estados Unidos y China.

El gobierno chino emitió exenciones arancelarias para 16 productos, incluidos camarones, harina de pescado y medicamentos para el tratamiento del cáncer.

Los importadores chinos pueden solicitar un reembolso de los aranceles ya aplicados a 12 de los productos. Cuatro productos, incluido el suero de leche, son elegibles para la exención, pero no para reembolsos.

Las exenciones comenzarán el 17 de septiembre y durarán un año.

La medida es notable porque se adelanta a la próxima ronda de conversaciones cara a cara entre funcionarios estadounidenses y chinos en Washington. Pero los analistas señalaron que la lista de exención no incluía los principales productos sujetos a aranceles, como la soya o la carne.

"Los aranceles chinos que realmente importan son los que se aplican a los bienes agrícolas y manufactureros de Estados Unidos, producidos principalmente en estados con un fuerte apoyo al [presidente] Donald Trump", dijo Artur Baluszynski, jefe de investigación de Henderson Rowe. "Simplemente no vemos a China dispuesta a negociar sobre ellos antes de que realmente comience la carrera por las elecciones presidenciales de Estados Unidos".

Iris Pang, economista de la región de la Gran China para ING, agregó que, si bien las exenciones podrían verse como un "gesto de sinceridad", son "probablemente más un medio para apoyar la economía".
La guerra comercial está pesando sobre la economía china, que está sufriendo una gran caída en su crecimiento. Y los aranceles se han vuelto más severos últimamente. Estados Unidos ha impuesto aranceles a productos chinos por valor de cientos de miles de millones de dólares.

Beijing ha contraatacado con sus propios aranceles que apuntan a más de 5,000 productos estadounidenses. Algunos de ellos ya han entrado en vigor, mientras que se espera que otros lo hagan en las próximas semanas.

La Comisión de Aranceles del Consejo de Estado de China, que hizo el anuncio del miércoles, dijo que continuará revisando las solicitudes de exención y que anunciará nuevas listas en el futuro.

Beijing también está buscando otras formas de compensar las afectaciones provocadas por los aranceles, incluida la diversificación de sus fuentes de importaciones agrícolas. El martes, el Ministerio de Agricultura de Argentina anunció que China permitiría la importación de harina de soya desde ese país. La harina de soya es el producto de exportación más grande de Argentina.

Los productores de soya en Estados Unidos se han visto particularmente afectados por la guerra comercial. China era su mayor mercado antes del estallido de las hostilidades y compra la mayor parte de la producción mundial de soya.

Si China no reanuda las compras de soya estadounidense este año, entonces Argentina es capaz de llenar la brecha en la demanda, según Tian Yaxiong y Shi Lihong, analistas de China Futures, una agencia de corredores de bolsa con sede en Chongqing.

Argentina no es el único país sudamericano al que está recurriendo la industria de la soya china debido a la guerra comercial: los agricultores chinos también han aumentado las importaciones de su vecino, Brasil.

Fuente: Excélsior.

Subir ⇑