Menú

¿Hay alguna salida para la crisis económica que enfrenta México? El gobierno federal ha dejado en claro que no dará apoyos fiscales al sector productivo ni a las personas que han perdido su empleo a causa de la pandemia, sin embargo, eso no significa que no haya otra ruta para escapar de este mal.

Una de las alternativas está fuera de las fronteras a través de la atracción de inversiones extranjeras y de lograr una mejor diversificación de las exportaciones, aprovechando los tratados comerciales que México tiene con más de 50 países y regiones.

“Esta diversificación es una tarea pendiente desde hace mucho tiempo”, dijo Juan Carlos Baker, ex subsecretario de comercio exterior de México y académico de la Universidad Panamericana (UP).

El 80% de las exportaciones mexicanas tiene como destino Estados Unidos, de acuerdo a la subsecretaria de Economía, Luz María de la Mora.
Exportaciones mexicanas en 2019 (mdd)
Chart
Top 5 por país     
$
Estados Unidos     370,789.00
Canadá     14,318.00
China     7,136.00
Alemania     7,098
Corea del Sur     4,939
Chart
Top 5 por tratado/acuerdo comercial     
TLCAN (ahora T-MEC)     385,107
TLCUEM     24,222
CPTPP     23,972
Alianza del Pacífico (AP)     6,591
Acuerdos de Complementación Económica (ACEs)     6,405

 
¿Por qué México no ha aprovechado los acuerdos y tratados comerciales?

“Estamos pegados a Estados Unidos y ese es el mercado natural de nuestros productos cuando los exportamos. Nuestra experiencia en comercio exterior es pasar del otro lado de la frontera”, señaló Carlos Aguirre, profesor de Negocios Internacionales de la Universidad Iberoamericana (Ibero).

La llegada de Donald Trump a la Casa Blanca representó trabas no solo a la relación de Estados Unidos con China, sino también a socios comerciales como México, Canadá y la Unión Europea, a quienes impuso aranceles a las exportaciones de acero y aluminio, principalmente.

“Las ideas que él dejó respecto al comercio, el proteccionismo van a seguir vivas un buen tiempo”, comentó Baker, por lo que los empresarios mexicanos van a tener que buscar oportunidades de exportación en otros mercados.

Sin embargo, esto no será tan fácil con países como China, la segunda economía más grande del mundo, pues el Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC), en el Capítulo 32: Excepciones y disposiciones generales, condiciona un tratado de libre comercio (TLC) con un “país que no sea de economía de mercado”.

“Las reglas del T-MEC no te van a ayudar si te quieres diversificar con China por las disposiciones que hay, que no prohíben pero si restringen la posibilidad de hacer un acuerdo comercial con China”, subrayó Aguirre.

El T-MEC establece que se tiene que notificar al menos tres meses antes de iniciar las negociaciones de un TLC con uno de estos países y, a más tardar 30 días antes de la firma del mismo, las otras partes tendrán la oportunidad de revisar el texto completo del tratado y así evaluar su impacto potencial.
¿Cómo lograr esa diversificación?

Con la extinción de Pro México, será necesario que la promoción del país se haga a través del acompañamiento de la iniciativa privada con el gobierno, así como fomentar la relación de acuerdos como el Transpacífico (TPP11), sostuvo Carlos Aguirre, de la Ibero.

“Así como trata de mantener sus compromisos con EU, lo mismo aplica para los países de Asia o para los países de Europa y continuar con esta agenda comercial. Otra cosa, sobre todo ahora que no existen fideicomisos como Pro México, es crear un organismo privado con apoyo logístico y organizacional del gobierno para que retomen todos esos esfuerzos”, complementó Baker Pineda.

El gobierno mexicano también podría ver en qué invierten los países que están destinando recursos para salir de la crisis.

“Si no estamos gastando, al menos tendríamos que alinear nuestro aparato productivo para que pueda apoyar las actividades de los países donde sí se está gastando dinero”, subrayó Juan Carlos Baker.

“Otro tema que podría hacer que estos proyectos e inversiones puedan encontrar un interés de venir a México, es mantener esa apertura comercial: hay que concluir el tratado con el Reino Unido, hay que darle otra mirada al a relación con China, con India; hay que buscar a Corea del Sur”, agregó.
¿Cómo atraer inversión y empresas extranjeras?

La base para la atracción de capitales y empresas hacia México está en la confianza y la certidumbre, además de alinear las acciones del gobierno mexicano para satisfacer la demanda de los países que están destinando recursos para salir de esta crisis, la más grande en el último siglo.

“La secretaria de Economía, Tatiana Clouthier, lo mencionaba: uno no firma estos tratados con el ánimo de violarlos. El problema es que muchas de las decisiones que se toman: las energías limpias, favorecer a Pemex y la CFE; incluso lo que pasó con Constelation Brands, la cervecera en Mexicali, hay una serie de cosas que a los inversionistas los pone nerviosos. No tienes que hacer una violación flagrante de un tratado y que te demanden y que pierdas el caso para entonces pensar que las inversiones van a pensar dos veces antes de venir a México”, apunto el profesor de la UP.

“No se está trabajando en crear un ambiente de negocios favorable a la inversión. Deja a la gente invertir, si encuentras un error, dales oportunidad de corregir. Las empresas no están invirtiendo con la finalidad de evadir impuestos, no lo están haciendo para verle la cara al fisco”, expuso por su parte Carlos Aguirre.

La secretaria Clouthier habló el martes de una posible inversión China que estaría llegando a Sinaloa.

Además de los temas de certidumbre y regulación, detalló Carlos Aguirre, se debe tomar en cuenta la seriedad del negocio, saber quién está detrás de la inversión, así como conocer sobre la sustentabilidad del mismo; además de planeación y la factibilidad del proyecto desde el alcance del negocio.

“Puedes decir voy a fabricar coches, televisores, o cualquier producto. Pero si no prevés qué puede pasar con los consumidores al momento que requieran repuestos, refacciones, atención o servicios, ese proyecto va a estar destinado al fracaso”, anticipó el profesor de la Ibero.
¿Ford llegará a México?

Tatiana Clouthier dijo que México le va a “coquetear” a Ford luego de que anunciara su salida de Brasil. Sin embargo, se antoja complicado que la compañía automotriz tenga una planta más en México, pues la apuesta de la industria es hacer más con lo que tienen, es decir, aumentar su productividad.

Para atraer a una empresa como Ford, más allá de subsidios o algún otro estímulo gubernamental, México debe competir explotando otro tipo de cualidades.

“El país tendría que volcarse a generar mano de obra de calidad, por tener también una ubicación geográfica privilegiada, por convertirse en un nodo de comercio mundial, donde vienes y puedes exportar a Europa, Estados Unidos, América Latina, Asia-Pacífico. A través de subsidios nos acabaríamos el presupuesto antes de que se pueda lograr esa competitividad”, sostuvo Baker.

Fuente: Expansión.

Subir ⇑