Menú

La asociación de las inversiones chinas y mexicanas en el País para integrar cadenas de valor contribuiría a la reducción del déficit que se tiene con el gigante asiático.

Durante el primer cuatrimestre del año, México exportó a China 2 mil 983 millones de dólares y en contraste importó 28 mil 462 millones de dólares, de acuerdo con la Secretaría de Economía (SE).

Esta situación tiene que ver con que México importa de China primordialmente bienes de capital, cuando aún exporta insumos básicos como los minerales, pero la conformación de cadenas de valor entre ambos países disminuiría ese déficit, dijo Rafael Valdez, vicepresidente del Comité Empresarial México-China del Consejo Empresarial Mexicano de Comercio Exterior, Inversión y Tecnología (Comce).

"Las asociaciones chino-mexicanas puede ser una parte de esa solución de tal manera que se encuentren no nada más oportunidades de suministro de un lado hacia otro, sino la integración de cadenas", afirmó Valdez.

Por ejemplo, en vez de exportar litio a una empresa china que sea la que fabrique baterías, se puede buscar el establecimiento en México, que es potencia automotriz, de una planta productiva con inversión china y mexicana que manufacture las baterías.

Los minerales de cobre y concentrados son los principales productos que México vende a China, ya que en 2020 representaron el 34.6 por ciento de las exportaciones a ese país.

Le siguen las partes y accesorios de vehículos con 10 por ciento y en tercer sitio los minerales de plomo y concentrados con 6.1 por ciento, según la SE.

"Es un ejemplo de migrar de una relación de proveeduría de un mineral, y que lo mismo sucede con un producto agropecuario, a una asociación que permita exportar ya un bien con valor agregado.

"Y no nada más entre nosotros como países, sino con el resto del mundo aprovechando las ventajas competitivas que tiene México por su ubicación geográfica y Tratado de Libre Comercio", explicó Valdez.

México importó de China, durante ese año, principalmente aparatos eléctricos de telefonía o telegrafía al representar el 9.5 por ciento del total de las mercancías compradas; en segundo lugar fueron las partes y accesorios para máquinas y aparatos de oficina con el 7 por ciento.

Fuente: El Norte.

Subir ⇑